viernes, 10 de septiembre de 2010

2001: una auténtica odisea en el espacio


Stanley Kubrick no hizo un gran número de películas (trece a lo largo de casi cincuenta años), pero eso era porque cada vez que hacía una película la perfeccionaba al máximo, tanto es así que su filmogafría al completo merece en general el calificativo de obra maestra. La única película que hizo de ciencia ficción en muchas listas está como la mejor película de ciencia ficción de todos los tiempos, y segun la AFI (American film institute) está en el puesto quince de las 100 mejores películas de la historia. Como en muchas de las películas de Kubrick, 2001 es una película rara, lenta, extraña y además perfecta. Pero vayamos por partes. Esta película está dividida en cuatro partes que además contiene al principio un prólogo inicial, en ese prólogo se ve a la Tierra ascendiendo sobre la luna mientras que al mismo tiempo se ve al sol ascendiendo dobre la tierra. Mientras que esta acción está sucediendo se oye la famosa composición musical titulada "Así habló Zarathustra" de Richard Strauss. Tras este prólogo empieza la película y empieza la primera de las cuatro partes del film, la primera parte se titula "El amanecer del hombre". Esta escena se inicia con una expléndida sucesión de planos del amanecer de una sabana árida, seguidamente se muestra la vida cotidiana de unos primates, que descubren que un hueso se puede usar como arma, seguidamente pasa una cosa curiosa en el film, en una secuencia de  unos diez segundos se da el mayor salto de tiempo que jamás se ha visto en el cine. Tras esto viene la segunda parte del film: "TMA-1", aquí ponen a un hombre conocido como el Dr Floyd, que ha ido al espacio para investigar sobre un monolito negro encontrado en la luna y que lo han bautizado como TMA-1, que significa Anomalia Magnética de Tycho no.1, Tycho es el cráter donde se ha encontrado al monolito negro, este monolito no hace ninguna actividad,  simplemente al recibir unos rayos de sol lanza un fuerte pitido que aturde a los que han ido a investigarlo, al monolito lo acaban consideran objeto extraterrestre. La tercera parte se titula "Misión a Jupiter", ahora estamos situados en el año 2001 en la nave Discovery 1 donde te reflejan la vida de unos astronautas que conviven con una máquina llamada Hal 9000 y que es quien controla la nave, al final de esta escena se explica cual es la msión de habitantes del Discovery 1. Y por último está "Jupiter y más allá del infinito" donde se explica qué es el monolito a traves de las imágenes y los decorados más surrealistas del largometraje. La verdad esque uno lee el pequeño resumen que he hecho del argumento de la película y puede uno pensar que es una tontería, la verdad esque lo parece pero luego este simple, extraño y obsesivo argumento resulta ser una auténtica teoría del origen del hombre y de como podría ser el futuro. Cualquiera que haya visto la película es consciente de lo extraña que es, pero es una de esas películas, de las que se quedan grabadas visualmente. Esto es debido a planos como los del principio del amanecer en la sabana, o el del monolito negro visto desde un ángulo con el que se puede ver el cielo naranja del atardecer, la luna y el sol que va despareciendo. También es memorable la banda sonora con canciones como la del prólogo inicial o por el plano en movimiento de la nave volando en el espacio mientras que suena la canción de "El danubio azul" que tiene un aire a una canción de vals, y mientras esta canción suena y se ve volando a la nave, parece que música y movimientos robóticos de la nave van al compás del ritmo visual y sonoro del film. También es memorable aunque parezca muy extraño el silencio característico de la película en las escenas espaciales, esto se ha considerado un rigor cientifico ya que por una vez, una película del espacio cumple al pie de la letra la realidad de lo que se vive en el espacio, y eso es silencio, mucho silencio; seguramente la escena con este silencio más memorable sería cuando se ve a un astronauta que vuela por el espacio y se queda sin aire, en ese momento se ven sus movientos de angustia, de dolor y de desesperación, y al no oirse nada, es decir, ningún grito ni ningún llanto, la escena resulta más sobrecogedora. 2001: una odisea en el espacio, es una película única, no solo en su género, sino tambien en el cine en general, al mismo tiempo es una película brillante, conmovedora, realista, sorprendente a nivel visual, y un hito de la historia del cine que nadie debería perderse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada